Hyundai Ioniq Limited 2019, le damos la despedida a este año.

No hay comentarios

Con el transcurso del tiempo, la industria automotriz y los compradores han estado volteando a los autos híbridos, principalmente por los beneficios que éstos están teniendo: un gran rendimiento de combustible que ayudará a tu economía, la ventaja de circular diario ya que quedas exento del programa “hoy no circula” hasta con una vigencia de 8 años, además de recibir un descuento en el segundo piso de la CDMX principalmente.

DSC_7908

Hyundai no se quedó atrás e incorporó a su lista el Ioniq, siendo el primer híbrido de esta marca en el mercado mexicano. Lo primero que podemos notar es su diseño más convencional y agrada a la vista a diferencia de otros híbridos.

DSC_7982

La versión que manejamos fue la Limited que es la tope de gama, para esta versión tenemos faros de Xenón de alta intensidad (HID), los faros le dan un aspecto bastante agresivo gracias a ese “afilado” diseño en sus líneas, también incorpora detalles como el delineado azul que tiene en las direccionales además de las luces diurnas con tecnología de LED para darle su estilo al Ioniq. La parrilla de color negro contrasta al igual que la moldura en cromo que hace contacto con el emblema para hacerlo resaltar. Ya en la parte inferior de la fascia tiene un delineado azul recordándonos que se trata de un auto híbrido.

20190921_095142

A los costados, los rines de 17 pulgadas con un diseño de 5 brazos (dobles) en dos tonos, le dan un aspecto vanguardista a este híbrido. Resalta la carrocería tipo “sportback” donde la quinta puerta incorpora doble vidrio con el fin de darle mayor la visibilidad al conductor. La línea de la quinta puerta tiene un acabado que asemeja a un alerón tipo “cola de pato” que le va a dar un aspecto deportivo. Además de luces traseras con tecnología LED para una mejor iluminación, tendremos el emblema de “Ioniq” al centro de esta quinta puerta.

La llave es de presencia y al acercarse a la puerta del Ioniq los espejos se desplegarán dándote la bienvenida. Abrimos la puerta y lo primero que resalta son los asientos tapizados en piel perforada en negro con detalles en azul (para esta versión), para el conductor permite un ajuste eléctrico y soporte lumbar haciendo más cómodo el manejo. Ya estando en el asiento del conductor, podemos ver el volante multifunción con corte en “D” con unos detalles que asemejan a unas aletas en el 3er brazo. Los controles que tendremos en el volante nos permitirán configurar el “clúster de supervición digital” (en otras palabras el tablero de instrumentos) contestar y colgar llamadas además de poder controlar el sistema de info-entretenimiento y control crucero.

El sistema de infoentretenimiento consta de una pantalla LCD touch de 7 pulgadas colocada al centro de la consola, aquí podremos conectar nuestro celular ya sea por Bluetooth, USB con la opción de Android Auto o Apple CarPlay además de una entrada auxiliar. Al contar con cámara de reversa esta se reproducirá en la pantalla para facilitar las maniobras de estacionamiento. Además de la conexiones a través de los puertos USB y el cargador de auto, para esta versión contaremos con cargador inalámbrico para el celular. El sistema de audio tiene una calidad bastante aceptable para que puedas reproducir tu música y disfrutarla mientras manejas.

Llegaba la hora de echar a andar el Ioniq, pisamos el pedal del freno, oprimimos el botón de encendido y ¡sorpresa! no hay ruido, esto debido a que el motor eléctrico será el encargado de mover el auto a bajas velocidades y por lo tanto el motor de gasolina no estará trabajando. Teniendo un testigo en el tablero de un auto verde con una flecha en ambas direcciones, ese testigo es la señal de que ya podemos utilizar el Ioniq aunque tus oídos no lo crean.

20190921_102944

Como ya muchos tienen la idea de este tipo de auto, un híbrido consiste principalmente en el uso de dos motores, uno de gasolina y uno eléctrico. El Ioniq tiene un motor de combustible de cuatro cilindros GDi de 1.6L con una potencia de 104 HP y un torque de 108 lb-pie, mientras que el motor eléctrico tiene 43 HP de potencia y 125 lb-pie de torque. Estos dos motores dan una potencia combinada de 138 HP, que resulta bastante bien para un auto que principalmente está considerado para la ciudad. Este sistema híbrido está acoplado a una transmisión DCT (doble embrague) de 6 velocidades permitiéndonos tener cambios rápidos que ayudará al Ioniq a de desplazarse de una manera bastante ágil al momento de pisar el acelerador.

DSC_7872

Aunque el Ioniq está pensado para ser un auto de manejo sutil, nos ofrece un modo SPORT, este se activa al posicionar la palanca de velocidades en la “S”. En este modo, el Ioniq se transforma completamente, primero notamos en el tablero un cambio de color, de un azul eco-amigable pasa a un anaranjado esto porque el velocímetro se transforma en un tacómetro tendiendo como “línea roja” las 5,500 RPM. La respuesta del acelerador es mucho más precisa y el desempeño de ambos motores se desatan generando un manejo bastante divertido gracias a la pronta respuesta del torque además de darle un mayor dinamismo al manejo si realizamos los cambios (secuenciales) con la palanca de velocidades.

En seguridad, el Ioniq cuenta con frenos de disco en las 4 ruedas con sistemas ABS (antibloqueo) EBD (Distribución de frenado) BA (Asistente de frenado). Las asistencias activas tenemos Control de estabilidad (ESP), de tracción y el asistente para el arranque en pendiente (HAC). Dentro del habitáculo el Ioniq cuenta con 6 bolsas de aire (2 frontales, 2 laterales y 2 tipo cortina) y una extra para las rodillas del conductor. Mientras que en los asientos de atrás tendremos el sistema de anclaje LATCH para las sillas de bebé.

vlcsnap-2019-12-15-17h24m44s176

Ya que dimos algunas de tantas características del Ioniq, pasemos a la sensación de manejo. La primera característica será que no tendremos encendido el motor de combustible manejando a bajas velocidades. Una de las ventajas de este híbrido será que puedes utilizar el modo eléctrico de una manera más constante que otros porque tiene mayor tolerancia con el acelerador permitiéndote mover al ritmo del tráfico sin activar el motor a gasolina. Para mejorar la respuesta del motor eléctrico, puedes usar el modo SPORT pero tiene la pequeña desventaja, tendrás que ser más delicado con el acelerador ya que el avance del Ioniq, además de ser casi instantánea, puedes activar el motor de combustión. Con este desempeño, de alguna extraña manera terminarás disfrutando el tráfico, pero al momento que no lo haya tendrás que recurrir al motor de combustible. Pero esto no es malo, ya que aún se puede evitar el consumo de combustible yendo a una velocidad “media” porque el modo eléctrico (EV) alcanzamos ir de 0 hasta 60 kmh sin activar el motor de combustible pero con la condición de que debes encarrerarte para hacerlo. Si vas a mantener de los 80 kmh hasta los 120 kmh (que fue nuestro rango de velocidad en la prueba) lo puedes hacer alternando de vez en cuando con el motor de combustible y así obtener el mínimo consumo de combustible .

20190921_102928

Recorrer la ciudad con el Ioniq es se vuelve muy ameno gracias al rendimiento de combustible nos permite ir de un lado para otro, al conducirlo notamos que la dirección asistida es suave para andar a bajas velocidades e ideal para maniobras de estacionamiento. Al conducirlo en un modo que no fue principalmente planeado, podemos notar que tiene cierta agilidad en respuesta y desempeño, tanto en los motores como en la dirección, algo que podemos sentir al conducirlo agresivamente es el peso de las baterías cuando tomamos caminos con muchas curvas, pero la configuración de la suspensión independiente tipo MacPherson al frente y multi link atrás nos ayuda a tener el agarre mecánico para estar pegado al pavimento mientras nos divertimos con el trazado. Ahora, si estamos manejando de la manera correcta, esta misma configuración de la suspensión se vuelve bastante cómoda para andar en la ciudad.

Llegamos al punto importante de esta prueba, el rendimiento de combustible. El Ioniq cuenta con un tanque de 45 litros, lo más sorprendente es será el rango de autonomía que muestra la computadora de viaje que puede ser mayor a los 900 km. Manejando principalmente en la cuidad y estando en el tráfico, pudimos llegar sin problema a los 25.5 km/l, quiero mencionar que a pesar de que esta cifra ya suena bastante bien, en condiciones muy favorables pudimos lograr un rango de 37.6 km/l. La diferencia entre estas dos cifras es que nuestra prueba se llevó más a cabo en caminos con pendientes, haciéndonos usar más el motor de combustión. Para notar el desempeño, tenemos en el panel de instrumentos, una de las pantallas nos mostrará el rendimiento de combustible, la distribución de energía del Ioniq además de evaluar nuestro manejo en porcentajes. Si esto no te hace buscar el ahorro de combustible, te vas a divertir viendo como se mueve el medidor que tendrás al lado izquierdo del velocímetro donde muestra la carga y uso de la batería ya sea por el frenado regenerativo o soltando el acelerador mientras está avanzando.

Encontrarle algún detalle al Ioniq fue bastante complicado si no llegamos a ser muy pero muy exigentes, creo que lo más notorio fue la poca visibilidad que tenemos en la parte de atrás debido al diseño de la quinta puerta a pesar de tener los dos cristales, tal vez como un extra pudieron haber incorporado paletas de cambios detrás del volante para poder tener mayor confort al estar conduciendo de una manera más deportiva.

vlcsnap-2019-12-15-17h24m25s253

El Hyundai Ioniq 2019 no nos queda duda de que es uno de los mejores híbridos que podemos adquirir gracias a su manejo, diseño y equipamiento. El precio de esta versión (hasta lo que tenemos entendido) es de $474,000 pesos haciéndolo una de las mejores opciones de compra. Desafortunadamente ya está a la venta la versión 2020, por lo que si buscas adquirir el 2019 tal vez tengas que indagar en las agencias si existen unidades disponibles, si lo encuentras, la ventaja será que podrías encontrarte uno con un precio menor ya que el Ioniq 2020 Limited aumenta su precio notablemente debido a las nuevas asistencias de conducción que incorpora.

DSC_7994

En conclusión, disfrutamos mucho manejar el Hyundai Ioniq 2019, el diseño le favorece mucho, el manejo que puede ser tanto civilizado como agresivo con sólo un movimiento de la palanca, el equipamiento está muy completo al tener conexiones para el celular como el Android Auto y Apple CarPlay además de las asistencias y seguridad que incorpora, pero sobre todo el rendimiento de combustible va a hacer que te sientas feliz con este auto. Ahora, sólo nos queda esperar con las 12 uvas para tener la prueba del Hyundai Ioniq 2020.

Texto y fotos: Alejandro Gelista L.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .