Viajamos a Tuxtla Gutiérrez para manejar el MG GT, un auto que te puede interesar.

No hay comentarios

Desde que llegó a México, no dejamos de decir que MG México ha logrado bastante, sus ventas han demostrado que el público mexicano le ha dado la confianza adquiriendo sus vehículos. Con una oferta de 3 SUV y sólo un sedán, le hacía falta un auto que demostrara esa esencia de sus antecesores deportivos y es como MG México presentó el nuevo MG GT.

Para la prueba de manejo viajamos hasta Tuxtla Gutiérrez, por lo que tuvimos que llegar al aeropuerto de la Ciudad de México muy temprano y con un vuelo de 1 hora llegamos a tierras chiapanecas. Un transporte nos llevaría hasta el Hotel Marriot donde nos instalaríamos y en el motor lobby nos esperarían los autos.

Este sedán presume un diseño bastante atrevido para lo que nos tiene acostumbrado MG, con líneas muy agresivas que podemos ver desde el frente con la enorme parilla “Spit fire” que integra un acabado de llamas alrededor del emblema octogonal. Los faros delanteros incorporan el SAIC LED Tecnology con una iluminación automática dependiendo la obscuridad del camino, las fascias tienen un diseño deportivo con tomas de aire.  

El costado es lo que le da mayor personalidad al diseño de este GT, un cofre largo con una cajuela corta (digno de un Gran Turismo). Los rines son de aluminio de 17 pulgadas con un acabado bitono y diseño de aspa mostrando los frenos de disco en las cuatro ruedas.

La parte trasera da un aspecto coupé/sport back por la inclinación del medallón trasero y la cajuela, las luces traseras de led tienen una iluminación de flechas para las luces nocturnas. Al filo de la cajuela tendremos los emblemas de MG y MG GT y en la parte inferior de la fascia tendremos la simulación de salidas de escapes, sin duda el aspecto deportivo lo tiene.

Con el primer acercamiento del auto, fue momento de elegir el color del vehículo, nos tocó el color Flaming Red porque el amarillo “Nuclear Yellow” estuvo bastante solicitado (debido a que es el color que la marca usó como imagen de la campaña). Con la repartición de estar dos periodistas y un instructor por auto, fue como comenzó nuestra prueba saliendo del hotel.

El interior del MG GT busca complacer las necesidades y dar una experiencia de confort y deportividad al comprador. Los asientos con calefacción están tapizados en piel sintética con dos tipos de acabados, una en color negro y otra en dos tonos (negro y rojo) dándole un aspecto más deportivo a la cabina. El volante es multifunción y no cambia de diseño con respecto a otros MG (si funciona bien, para qué cambiarlo), este contará con controles para el sistema de infoentretenimiento y para la cambiar la información de la computadora de viaje en el panel de instrumentos.

También en él encontraremos las paletas de cambios para la transmisión en caso de que quieras conducir de una manera más “manual”. La palanca de velocidades es electrónica por lo cual sólo basta con oprimir un botón para poner Parking o mover hacia arriba o hacia abajo para la reversa o drive/sport, algo que debes considerar es que no puedes reposar la mano en ella porque es tan sensible que puede ponerse en Neutral y pasar vergüenzas.

Con el equipamiento, sentiremos que estamos completos en tecnología, para el infoentretenimiento tendremos una pantalla táctil de 10.2 pulgadas Android Auto y Apple Carplay, en ella también podemos ajustar los controles del aire acondicionado entre otras funciones como reproducir las cámaras que se incorporan en el auto. Otra pantalla es la del panel de instrumentos que nos ofrecerá información como presión de los neumáticos, rendimiento de combustible, pero al tratarse de un deportivo, también tendremos medidores de fuerzas G y medición de aceleración. Para la conectividad, tendremos puertos USB al frente y también para los asientos traseros.

El primer tramo de nuestra prueba fue en la ciudad, aquí pudimos percibir la comodidad de los interiores y el andar a bajas velocidades con los semáforos y el tráfico. Al tener una transmisión de doble embrague el manejo puede sentirse algo raro debido en estas condiciones ya que habrá momentos en que la aceleración sea tranquila y de repente un poco brusca, impidiendo tener un andar suave y progresivo. En este trayecto con tanta detención, había situaciones en la cual se activaba una alerta sonora y visual en el tablero para frenar.

El primer destino fue Chiapa de Corzo, que, para llegar, salimos de Tuxtla Gutiérrez y tomamos la autopista. Fue en esta parte donde notamos el verdadero desempeño del motor 1.5 L turbo que genera una potencia 160 Hp y 185 lb/pie de torque, ideal para viajar a buen ritmo en la autopista.

La suspensión independiente al frente tipo McPherson y de barra de torsión atrás hizo bastante confortable el manejo y más al viajar en la autopista. Algo que se notó mientras conducíamos en la autopista fue que el volante no cuenta con ajuste dependiendo la velocidad ya que se sentía bastante suave en este tramo de la prueba. Con el tren motriz que incorpora este MG GT se vuelve bastante práctico al momento de hacer rebases gracias a su transmisión de doble embrague, la respuesta es buena para esta maniobra.

También utilizamos el modo Sport para tener mejor respuesta al momento de pisar el acelerador, al querer manejar realizando los cambios de manera manual, no resultó ser tan práctico como uno quisiera, porque al tener un tacómetro digital no sabíamos los límites de revoluciones del motor (la línea roja) haciendo un poco complicado conducir de una manera deportiva.

Al llegar a Chapa de Corzo, nos estacionamos en el centro de la localidad y pasamos a los embarcaderos ya que nos esperaba un paseo el cañón del sumidero. Con el trayecto en bote pudimos apreciar el paisaje y lo inmenso que es esta atracción turista, además de ver un poco de la fauna de este maravilloso lugar.

Regresando del paseo, volvimos a tomar camino para nuestro siguiente destino, el restaurante “Las Pinchanchas”, donde degustamos un menú muy chiapaneco con tamales, bolitas de chipilín, cochito y otros platillos. En este punto recobramos las energías para ir a nuestra última parte de la prueba, el autódromo.

Para poner a prueba toda la capacidad deportiva del MG GT, llegamos al Super Óvalo de Chiapas, MG nos tenía preparadas dos actividades en esta pista, la primera fue una vuelta en un circuito interno donde pudimos exigirle a la dirección, suspensión y frenos principalmente. Algo que nos sorprendió mientras buscábamos hacer una vuelta perfecta fue lo controlado que se sentía al entrar rápido a una curva, eso sí, había momentos en donde se manifestaban las asistencias en el tablero (principalmente el control de estabilidad). La segunda actividad fueron los arrancones de 1/8 de milla, aquí nos enseñaron un método para poder simular un launch control, consistía pisar el freno con el pie izquierdo y acelerar el motor a las 2,300 revoluciones, para que al soltar el pedal tuviéramos el turbo trabajando y así disponer de todo el torque que este generaba. Como última actividad en el autódromo había la posibilidad de dar vueltas rápidas en el óvalo, pero con el instructor conduciendo, aquí aprovechamos para tomar fotos mientras los autos iban en el peralte.

Saliendo del autódromo regresamos al hotel para arreglarnos para después ir a cenar en el restaurante Asador Castellano, donde pudimos compartir con otros compañeros nuestras experiencias sobre el MG GT y así fue como dimos por terminado nuestra prueba de manejo, ya que a la mañana siguiente había que salir de vuelta al aeropuerto.

El MG GT es una apuesta bastante atrevida para la marca ya que nos está ofreciendo un auto con un buen desempeño, un diseño deportivo, pero sobre todo seguridad y equipamiento que es lo que muchos compradores buscan hoy en día.

Ciertos detalles que encontramos en este auto es que el volante no tiene ajuste telescópico, por lo que reduce tener la posición de manejo ideal para cierto tipo de personas (como en mi caso). Los interiores dan una buena apariencia en diseño, pero los plásticos localizados en la parte superior de las puertas puertas y el tablero hubieran dado una mejor sensación con otro tipo de acabado, aunque no es grave tener estos materiales ya que debemos considerar que el objetivo de este auto es ser ligero y en eso lo lograron.

El MG GT inicia con un precio de $399,900 MXN para la versión de entrada hasta $464,900 MXN para la tope de gama. Tal vez que diga «GT» puede llegar a dar otra perspectiva a algunos compradores debido a que esperarían un vehículo con mayor potencia pero para el segmento en el que busca competir, las prestaciones son suficientes haciéndolo ideal para viajar cómodamente en la ciudad y para divertirse conducioendo en la autopista. Una de sus grandes virtudes es el diseño ya que da la sensación de ser un auto mucho más «lujoso» pero a un precio más accesible.  Y a ti ¿No te gustaría transportarte con estilo?

Texto y fotos: Alejandro Gelista L.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.