El Toyota Supra ya es una realidad y pudimos conducirlo en pista.

No hay comentarios

Tuvieron que transcurrir por lo menos 5 años (considerando que vi el prototipo FT-1 en el Autoshow de Los Angeles del 2014) para que Toyota hiciera realidad el regreso de uno de los autos más emblemáticos de la marca, el Toyota Supra y más, que llegara a México.

Sin tanta espera desde su lanzamiento global, Toyota México el 22 de agosto realizó la presentación oficial en un evento muy formal con algunas celebridades como invitados y con bailarinas de ballet, violonchelistas, percusionistas además de cantantes un coro fue como se debeló el Toyota Supra 2020.

No fue hasta el 3 de septiembre cuando nos llegó la invitación para manejarlo en pista, evento en el cuál seríamos testigos de las capacidades que tiene este auto austriaco japonés que presume una distribución de peso 50/50.

La cita fue en la pista de pruebas Off Road México, al llegar uno de los anfitriones estaba listo para recibirnos, el Supra Azul que se encontraba en la presentación estática. Teniéndolo ahí, era inevitable no tomarse la foto, tanto por dentro y fuera de este.

Después del registro, pasamos a la charla técnica donde conoceríamos cómo fue desarrollado de esta nueva generación, sus prestaciones y su historia. Al asomarnos hacia la pista, podíamos ver que se encontraba saturada de conos para marcarnos el trayecto que por el cual íbamos a conducir. Al bajar, tuvimos la oportunidad de tomarnos la foto del recuerdo, tanto grupal como individual. Toyota planeó muy bien esta prueba ya que la hizo casi personal porque que sólo manejaban dos personas por turno con el beneficio de poder demostrar nuestro talento detrás en el volante del Supra.

Mi turno había llegado, ya con casco puesto me subí al interior del Toyota Supra, debo mencionar que para una persona de mi complexión no fue fácil hacerlo principalmente por el casco, pero pudo haber sido peor si no fuese por el “techo de burbuja” que tiene. Ya adentro, se puede notar que es todo un deportivo comenzando por sus acabados en fibra de carbono en la consola central, su espacio es justo pero todo te queda al alcance, la pantalla touch, la palanca de velocidades, controles del aire acondicionado y el cargador inhalámbrico del celular.

Los asientos de aspecto deportivo ofrecen buena sujeción al momento de conducir. Estos están tapizados con piel y alcántara dándole el aspecto deportivo con el confort que uno requiere, como función extra, cuentan con sistema de calefacción haciendo estos asientos bastante completos.

DSC_7273

Ya ajustando la posición de manejo, inmediatamente podemos notar el volante multifunción, la configuración de este nos permite elegirlo con la combinación de rojo y negro o sólo negro como el que teníamos a prueba, el panel de instrumentos es digital y cuenta con unos marcos para dividir esta pantalla teniendo al centro el tacómetro, reiterando su estilo deportivo.

Pisamos el pedal de freno y oprimimos el botón de encendido para despertar el motor 3.0 L, 6 cilindros en línea (como el antecesor), con el modo Sport activado, seleccionamos Drive desbloqueando con un botón en la palanca, desactivamos el freno de estacionamiento electrónico y nos dirigimos a la vuelta de reconocimiento.

DSC_7208

Teniendo como auto guía el Camry Híbrido el cual nos iba a macando los puntos de frenada y el ritmo para esta prueba, Bien pensado Toyota. Avanzamos y lo primero que uno hace es mover el volante de un lado a otro, como calentando los neumaticos, pero en realidad probamos la respuesta de la dirección. Paso seguido, uno va “tanteando” el acelerador para sentir la respuesta del motor, pero también lo hacemos por las ansias de que nos den luz verde para pisarlo a fondo.

DSC_7246

La primera vuelta fuimos a un ritmo “lento”, con la fución de aprender el trazado que los conos nos iban marcando. El circuito era muy sinuoso con el fin de demostrar el agarre en curvas de este nuevo Supra. Este desempeño se debe a su suspensión independiente tipo MacPherson de doble rótula al frente y Multilink en la parte de atrás, haciendo que el desempeño en curvas y su relación de peso 50/50 sea la carta fuerte del Supra.

Después de la vuelta de reconocimiento, aumentamos la velocidad metiendo el acelerador a fondo en cada tramo posible desbocando los 335Hp que produce el motor 6 en línea turbo mientras que las 365 lb/pie de torque son suficientes para tenerte pegado al asiento mientras vemos en el tacómetro como aumentan las revoluciones. La agilidad del Supra se nota al estar conduciendo en el trazado sinuoso de la pista, la transmisión automática de 8 velocidades responde muy bien al hacer los cambios con las paletas detrás del volante haciendo que nuestro manejo sea más deportivo permitiéndonos hacer retrocesos rápidos .

DSC_7146

Como lo habíamos comentado, al tener el modo SPORT activado, nos permitió disfrutar de un manejo más agresivo gracias a la respuesta del motor y la transmisión, pero también las asistencias se reducen permitiéndonos disfrutar de pequeños derrapes del eje trasero pero sin llegar a perder el control haciendo emocionante pero aún segura la prueba. Debido a lo sinuoso del trazado, las frenadas eran fuertes, con frenos de discos ventilados en las cuatro ruedas con cálipers de 4 pistones al frente y de un pistón atrás, la respuesta al momento de pisar el pedal de freno es inmediata para detener el avance para poder tomar las curvas en “U” que presentaba el circuito.

DSC_7124

A pesar de que éramos dos personas en la pista, por cuestiones de mala sincronización, nos topamos con el otro auto que no iba tan rápido como nosotros quitándonos el ritmo de la prueba y terminando mi oportunidad de disfrutar aún más el Supra en este hábitat. Por si nuestra experiencia tras el volante no era suficiente, cedimos el volante al instructor, el cuál nos mostró el verdadero desempeño del Toyota Supra al ir casi al límite de la pista.

DSC_7129

Así fue como culminó nuestra prueba de manejo en pista con el Toyota Supra poniéndonos en un dilema. Considerando que su precio es de $1,149,900 MXN, es aquí cuando recordamos que a pesar de tener los emblemas de Toyota, tiene todas las características que vemos en los BMW, un auto que no ofrece prestaciones sobresalientes y debido a esto nos ponen a considerar otros coupés con mayor potencia y a un menor precio. La ventaja es que los detalles en el interior son bastante buenos, la transmisión hace un gran trabajo ayudando al motor a generar una sonrisa cuando aceleramos a fondo, pero lo que más sobresale y te hace considerar el Toyota Supra es sin duda alguna la relación de peso y la suspensión que te hará amar los caminos más sinuosos en tus trayectos. ¿Ustedes lo considerarían?

Texto y fotos: Alejandro Gelista L.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s