Ford F-150 Raptor, un juguete para los grandes

No hay comentarios

En estos tiempos en que la gente se está acostumbrando a convivir en espacios reducidos debido a la sobrepoblación de las grandes urbes, se han dejado de ofrecer vehículos de grandes dimensiones. Ford omitió esa tendencia y se dedicó a realizar un vehículo que, además de sus sobresalientes prestaciones mecánicas, nos ofrece un enorme espacio interior, confort inigualable y la sensación de imponerse ante cualquier camino. Estamos hablando de la Ford F-150 Raptor.

DSC_5081

Esta pickup que Ford Performance desarrolló con el objetivo de ofrecer un vehículo con capacidades de las camionetas todo terreno tipo “Baja” (llamadas “Trophy Trucks”) incorporando un equipamiento de lujo que la marca del óvalo azul puede ofrecernos. Siendo la versión que probamos la segunda generación de la Raptor, se pueden notar varios cambios.

DSC_5128

Comenzando con el motor, esta Raptor ya no cuenta con el motor V8 de 6.2L que vimos en la primera generación. Ahora incorpora un motor EcoBoost V6 de 3.5L biturbo modificado por Ford Performance, proporcionando 450 HP y 510 lb pie de torque, está acoplado a una transmisión automática Select Shift de 10 velocidades con opción de cambios secuenciales a través de las paletas de cambios que están detrás del volante o con los botones localizados en la palanca de velocidades (por si necesitas un toque de caché).

El tren motriz es otro factor que nos gusta de la Raptor, con un diferencial frontal Torsen, la Ford Raptor nos permite seleccionar varios tipos de tracción, comenzando por las ruedas traseras (2H), tracción total en las 4 ruedas en alta y baja velocidad (4H / 4L) con la opción del bloqueo de diferencial para obtener mayor tracción en terrenos con menor agarre y la alternativa de tener tracción integral en las 4 ruedas (4A) donde permitirá distribuir la potencia entre las ruedas delanteras y traseras según sea necesario.

Lo que va a hacer que la Ford Raptor sea un vehículo capaz de transitar ante cualquier terreno, además de las enormes llantas BF Goodrich All Terrain T/A con medida 315/70/R17, es su suspensión, teniendo una configuración independiente de doble horquilla con muelle helicoidal y brazo de control inferior de aluminio fundido al frente, mientras que atrás, como buena pickup, tiene una configuración de muelles y eje sólido.

Los amortiguadores FOX Racing Shox™ de alta potencia presurizados que darán el confort o el alto desempeño son los que soportarán el castigo de las irregularidades del camino, siendo estos amortiguadores uno de los componentes más sobresalientes porque fueron diseñados especialmente para esta pickup. Con esta configuración, la Ford Raptor tiene una distancia al piso de 30 centímetros que es suficiente para superar la mayoría de los obstáculos.

El diseño exterior denota mucha robustez, comenzando por su parrilla octogonal en color gris con las letras “FORD” resaltadas tridimensionalmente, esta parrilla albergará la cámara frontal y unas luces indicadoras para darnos cuenta de la altura que se encuentra el cofre. Sus faros con tecnología LED con encendido y ajuste de iluminación automático, cuenta con luces diurnas para hacerse notar mientras uno va conduciendo. Otro detalle de esa robustez, es la defensa con corte angular y aberturas en los extremos para poder admirar la obra de arte que es la suspensión frontal. Esta defensa también contará con una placa debajo de ella para proteger el motor y para remolcar sobrealen dos enormes ganchos para arrastre.

A los costados podremos notar los rines de aleación de 17 pulgadas con las llantas All Terrain, debido a la altura, contaremos con los estribos reforzados para poder ayudarnos a subir a la cabina, estos estribos, además de tener grabado el emblema de “Raptor”, están diseñados para poder resistir impactos principalmente cuando estamos en terracería. Las salpicaderas, debido a sus dimensiones, se vuelve una de las partes más anchas de la camioneta sin contar los espejos, debido a esto, poder encontrar un cajón de estacionamiento suficientemente amplio de vuelve todo un reto. Para darle mayor presencia, en las salpicaderas traseras tendremos el vinil con la leyenda “Raptor” por si aún tienen duda de que vehículo se trata. Debido a las enormes dimensiones, en las esquinas de la Raptor tendremos luces indicadoras ¡Como si fuese un trailer!

La parte de atrás tendremos las luces traseras de LED con la forma en “c” para darle ese aspecto moderno además de funcional, también tiene integrado los sensores de proximidad para que sea fácil su maniobra ante obstáculos. La batea (o área de carga) va a contar con un recubrimiento que impedirá que se dañe esa parte de la carrocería si decides utilizarla para cargar cosas pesadas.

DSC_5152

En la puerta de acceso al área de carga, tendremos la moldura con los emblemas Lobo y Raptor además de las letras “FORD” como en la parte de enfrente incluyendo también la cámara de reversa en ella. Al igual que en el frente tendremos ganchos de arrastre y la conexión para remolque. La Ford Raptor contará con dos salidas de escape con puntas en un color negro que cumplen su función de hacer sonar el motor 3.5L EcoBoost.

La primera impresión al subir al interior de la Ford Raptor es su inmenso espacio (es más grande que un “departamento” en la condesa y con mejor precio), lo primero que vamos a notar (si es que está descubierto) es el techo panorámico para las dos filas de asientos con función de quemacocos eléctrico (sólo al frente) Vista Roof. Regresando al espacio interior, podemos transportar a 5 adultos de complexión grande sin ningún problema. Dentro de la seguridad den la cabina, tenemos las 6 bolsas de aire tradicionales (2 frontales, 2 laterales, 2 tipo cortina) también tendremos bolsas de aire para las rodillas y los cinturones de seguridad inflables para los pasajeros de atrás.

Todos los asientos están tapizados en piel en color negro, los delanteros, que son de tipo capitán (para ir a tus anchas como un sillón reposet) tienen ajuste eléctrico y memoria de posición para el conductor, también tienen calefacción y ventilación para hacer más placentero el viaje. Adornando estos asientos, en el respaldo tienen el logo de “Raptor” bordado para una vez más hacer mención al vehículo que estamos manejando. Los asientos traseros tipo banca, permiten abatirse de la parte de abajo para agregar más espacio interior para carga y también para tener acceso a las herramientas.

El volante también te hace recordar de las dimensiones de la Ford Raptor porque también es muy grande (tanto que parece un timón), está forrado en piel tiene una marca en color rojo en la parte central superior (como en los autos de carreras) para recordarte la posición que se encuentra. Este volante, además de tener calefacción, tiene controles para el sistema de infoentretenimiento, la computadora de viaje (que se reproduce en una pantalla de 8 pulgadas incrustada en el panel de instrumentos) y los modos de conducción incluyendo la dirección para el comportamiento de la Ford Raptor.

Pasando al tablero de la Raptor, al centro de esta encontraremos la pantalla touch de 8 pulgadas con el sistema Sync 3 que nos permitirá conectar nuestro celular a través del Bluetooth, Auxiliar y USB con la opción de tener el Android Auto o Apple CarPlay además del radio AM/FM. Para complementar el sistema de infoentretenimiento, contamos con un sistema de audio premium B&O de 10 bocinas incluyendo un subwoofer que nos deleitará reproduciendo nuestras canciones con una calidad bastante agradable.

Además de la pantalla touch, en la consola tendremos botones para interactuar con el sistema SYNC 3, los controles del aire acondicionado, un convertidor de corriente de 110 V junto con un cargador “para auto” además de los botones para activar la cámara de 360 grados (sólo cuando la velocidad es baja).

Al centro de los asientos tendremos un compartimiento enorme compartimiento para guardas nuestras cosas, tan grande que yo considero que podría usarse como hielera si no tuviésemos cargadores ni conexiones USB en él. En el techo, además de los controles para el techo panorámico, la Ford Raptor incluye 6 interruptores auxiliares por si necesitas agregarle accesorios electrónicos a tu Raptor y con esto ya no tienes que modificar el interior.

Ya que llegamos al interior de la Raptor podemos empezar con la sensación del manejo (al fin). Al estar en el asiento del conductor y detrás del volante, lo primero que notas son las dimensiones de la Raptor, por increíble que parezca, tiene una muy buena visibilidad gracias a las ventanas de tamaño vitrina y los espejos laterales. La parte más complicada será medir el frente en el lado del copiloto y la parte de atrás porque, aunque ves perfectamente la caja, por lo alto, no puedes ver lo que esté detrás, pero eso se soluciona activando la cámara de 360 grados que es una gran ayuda sobre todo en maniobras difíciles como salir de un estacionamiento pequeño (se los digo por experiencia).

La emoción de oprimir el botón de Start y escuchar ese primer rugido de la Raptor te saca una sonrisa de inmediato, ves en las pantallas el logo de Raptor y “Built tought” y te das cuenta de que acabas de despertar al monstruo. Pones Drive y es momento abrirse camino. La primera sensación es el poder que tienes en tus manos, porque con sólo pisar el acelerador, la Raptor pasa de ser un vehículo grande y pesado, a un vehículo grande y veloz, su aceleración es sobresaliente gracias a su motor Biturbo, algo que puedes notar es como titubea unos instantes la transmisión para seleccionar la velocidad apropiada y el control de tracción conteniendo todo el torque que reciben las ruedas.

Obviamente para detener toda esta “mole”, cuenta con frenos de disco ventilados en las cuatro ruedas con ABS y Distribución Electrónica de la Fuerza de Frenado (EBD). La dirección es bastante suave para el tonelaje de esta pickup gracias a sus 3 modos: NORMAL, COMFORT y SPORT, siendo esta última la que ofrece mayor precisión al conducir. Además de los ajustes del volante, podemos nosotros elegir varios modos de manejo para la Ford Raptor:

  • NORMAL – Trabaja con la tracción 2H y una suspensión suave, la respuesta del motor y transmisión se enfoca más para el confort.
  • SPORT – Puede usarse con la tracción 2H o 4H, mejora sensibilidad del acelerador y la respuesta del motor, la suspensión se vuelve más firme y la transmisión realiza cambios más largos.
  • ARENA/NIEVE – Activa la tracción 4H, bloquea el diferencial, desactiva el control y se ablanda la dirección.
  • BAJA – Activa la tracción 4H, el diferencial no está bloqueado, la respuesta del motor es instantánea y el volante está en modo normal.
  • ROCAS – Activa la tracción 4L, se bloquea el diferencial y la dirección está en modo confort.
  • RESBALADIZO – Activa la tracción 4A, se reduce notablemente la respuesta del acelerador y el motor para no perder tracción.
  • REMOLQUE – Activa las asistencias para remolcar.

Manejando la Ford Raptor te hace sentir como cuando Godzilla llega a la ciudad. Comenzando por la altura, verás a la mayoría de los coches por debajo del cofre, por lo que deberás ser cuidadoso ya que se hace un punto ciego que se encuentra en el lado del pasajero. Con un ancho de 2.2 m por las salpicaderas y 2.4m con los espejos, aprenderás a manejar de una manera más precisa debido a que las dimensiones de los carriles, ya no están consideradas para vehículos como este (Viaducto, Reforma, Rio San Joaquín aquí en la Gran Tenoch).

Obviamente es de esperarse que encontrar un lugar de estacionamiento en la calle también será toda una travesía, con una longitud total de 5.9 m de largo tendrás que considerar tal vez hasta ocupar dos lugares (principalmente cuando son lugares con parquímetro) y en las plazas será muy gracioso poder notar la Raptor desde lo lejos pero no te librarás de las maniobras que tendrás que hacer para poder entrar a esos espacios. Pero no todo es sufrimiento manejando la Raptor en la ciudad, ya que es un vehículo grande, cuenta con varias asistencias que te facilitarán su manejo, comenzando con el Sistema Precolisión con Freno de emergencia Automático que, en caso de no ver algún obstáculo, la Raptor se detendrá por arte de sus sensores localizados al frente. Para las maniobras tendremos la opción de activar las cámaras de 360° con la opción de tener varios ángulos y así poder saber lo que está a tu alrededor.

Llevando la Ford Raptor a un hábitat más natural como la terracería, podemos ver el desempeño que nos ofrece este vehículo con prestaciones todo terreno. Comenzando por sus ángulos de ataque de salida de 30.2° y 23.1° no habrá muchos obstáculos que le impidan el paso a esta pickup (además de sus grandes llantas y el sistema 4×4). Percatamos de lo bien diseñada que está la suspensión, comenzando con lo confortante que puede ser en caminos irregularidades. Algo que debemos mencionar, es el recorrido la suspensión, porque al ir pasando por algunos montículos podíamos ver como de un lado terminaba una llanta “volando” mientras que del otro se encontraba totalmente pegada a la carrocería sin notar alguna queja de que estuviésemos excediendo los límites de la suspensión. Teniendo toda la situación monitoreada gracias a los indicadores del tablero y la cámara frontal que se activa cuando elegimos un modo 4×4, podemos conducir la Raptor de manera segura.

Ya que mencionamos las prestaciones de la Ford Raptor, pasemos a los detalles de consumo. Como podemos imaginar, esta gran pickup necesita ser alimentada… ¡y bien! Para ello, tenemos un tanque de combustible de ¡136 L! (casi 3 veces más que el de un auto subcompacto), con el tanque lleno, la computadora de viaje nos indica una autonomía arriba de los 720 km, me imagino que con estos datos ya hicieron los cálculos para obtener los kilómetros por litro que daría la Raptor. Ya siendo más realistas y considerando que nuestra prueba fue más tiempo estando en la ciudad, el consumo que nos dio fue de 4.5km/l en promedio, que es una cifra aceptable debido a que tenemos 450 HP que alimentar y más de 2.5 Toneladas por mover.

20190805_110757

A pesar de las cifras que mencionamos, la Raptor hace su mejor esfuerzo para mejorar el consumo de combustible ya que cuenta con el sistema Start/Stop para apagar el motor cuando uno está detenido, además cuando manejas en modo NORMAL los cambios los hace a la mínima de revoluciones para no hacer trabajar tanto al motor. Un consejo que puedes considerar también para la mejora del rendimiento de combustible es usar el modo RESBALADIZO que reduce un poco más la respuesta del motor. Estimando con estos cuidados, la Raptor podría tener un rendimiento arriba de 6km/l.

DSC_5413

Toda esta diversión, lujo, desempeño y tecnología tiene un precio, la Ford Raptor 2019 doble cabina que tuvimos a prueba tiene un costo de $1,402,200, que a nuestro punto de vista es un precio justo ya que Ford nos ofrece un vehículo de alto desempeño, equipamiento, nuevas asistencias para la conducción, seguridad y sobre todo comodidad. Para considerar tener una Raptor debes tener en mente que su tamaño será un poco problemático debido a que la ciudad no tiene contemplado estas proporciones bíblicas. El consumo de combustible será el precio que tendrás que pagar por una diversión garantizada al llevar este juguete a todas partes y como niño chiquito querrás jugar todo el tiempo con ella en la tierra. Sin duda esta camioneta me representa.

Texto y fotos: Alejandro Gelista L.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s