Acura NSX contra NSX GT3 Evo de carreras

No hay comentarios

Un nuevo video de Acura explora la relación entre el superauto Acura NSX y su contraparte ganadora de carreras, el NSX GT3 Evo. Actualmente en el primer lugar en la puntuación del IMSA GT Daytona (GTD), el piloto del NSX GT3 Evo, Trent Hindman, de Meyer Shank Racing, demuestra los enfoques distintivos al rendimiento de los dos autos en carreras de 0-60, pruebas de frenado, evaluaciones de facilidad de uso y, por supuesto, los tiempos en las vueltas finales en el Mid-Ohio Sports Car Course.

NSX and NSX GT3 Evo

El NSX de producción en serie exhibe sus puntos fuertes como un superauto diseñado para competir con los mejores exóticos del mundo, mientras el NSX GT3 Evo demuestra su calidad como una máquina de carreras. La conclusión de Hindman: el NSX nació para convertirse en un brillante auto de carreras.

Nacido para las carreras

El  Acura NSX de producción en serie y el NSX GT3 tienen mucho en común. Después de todo, las normas de competencia de GT requieren que los autos de carrera mantengan en gran medida el mismo carácter exterior de sus contrapartes de producción en serie. Pero las similitudes son mucho más que superficiales. En realidad, aunque los dos tienen una piel única –el modelo de producción en serie con paneles de aluminio y compuestos, el GT3 vestido predominantemente en fibra de carbono expuesta– comparten más del 80 por ciento de sus componentes fundamentales, reflejando el hecho de que competir en carreras fue una parte esencial del plan desde las primeras fases del desarrollo del NSX.

“Sabíamos desde el principio que el NSX de segunda generación se probaría en los límites más altos en la pista”, dijo Ted Klaus, que trabajó como jefe de desarrollo global para el NSX de segunda generación y fue nombrado recientemente presidente de Honda Performance Development, la división norteamericana de ingeniería de autos de carrera de Acura Motorsports. “Competir en carreras fue una consideración esencial durante el desarrollo del NSX, e influyó en las decisiones críticas que hicimos sobre el diseño fundamental del auto”.

2019 Acura NSX

Una base para la velocidad

El mayo componente compartido es la estructura espacial ultra rígida, ligera y con una gran cantidad de aluminio del NSX, que el GT3 usa en competencias sin modificaciones significativas. Al diseñar la estructura de la carrocería del NSX, los ingenieros estaban muy conscientes de que una rigidez excepcional era esencial para el rendimiento del NSX, permitiendo sus respuestas precisas e inmediatas a las órdenes del piloto y amplificando las capacidades de su unidad de potencia híbrida y su sistema eléctrico de vectorización del par.

Las estructuras espaciales del NSX y del NSX GT3 Evo se construyen en el Centro de Manufactura de Alto Rendimiento (PMC por sus siglas en inglés) de Acura en Marysville, Ohio1. El PMC es la primera fábrica del mundo del automóvil que utiliza soldadura MIG 100 por ciento robótica para construcción de carrocería. En este enfoque único, ocho robots de alta precisión se usan en concierto con plantillas diseñadas especialmente para aplicar 860 soldaduras MIG con una precisión increíble. El PMC también controla las variaciones de calidad en la tolerancia de la estructura espacial hasta el ancho de un cabello humano.

Acura NSX GT3 Evo

Historia de dos motores

Un superauto de la próxima generación merece un tren motriz de la próxima generación. El NSX combina un V6 de 3.5 litros con doble turbocargador a la medida y la única transmisión con doble embrague (DCT) de 9 velocidades del mundo con un sistema Deportivo Híbrido SH-AWD® de tres motores, trabajando para producir 5732 caballos y 476 libras-pie de par. A diferencia de otros superautos híbridos, no solo se usa la energía eléctrica para llenar el “pozo de par” de un motor turbocargado, sino que la Unidad de Motor Gemelo (TMU) del NSX, montada al frente, es capaz de suministrar par positivo y negativo independientemente a las ruedas delanteras. En este aspecto, el NSX de producción en serie se distingue en el universo de los superautos pasados y presentes como el único exótico que usa motores eléctricos para mejorar cada elemento del rendimiento dinámico: aceleración, frenado y manejo en las curvas.

En cambio, el NSX GT3 Evo, al mantener el requerimiento de solamente tracción trasera de la competencia de GT3, evita los componentes híbridos del modelo de producción en serie, basándose solamente en una versión ligeramente modificada del motor V6 de 3.5 litros con doble turbocargador del modelo de producción en serie. Como la carrocería del NSX, el motor a la medida del NSX se diseñó desde el principio para apoyar las aplicaciones para carreras, y el motor GT3 es notablemente similar a su contraparte para la calle, usando las mismas especificaciones de diseño del motor en el NSX de producción en serie, incluyendo el bloque, los cabezales, el tren de válvulas, el cigüeñal, los pistones y el sistema de lubricación de cárter seco. El motor de carrera está acoplado con una caja de cambios de carrera de seis velocidades y cambio secuencial, que da potencia a las ruedas traseras. Tanto los motores para carrera como para calle del NSX son meticulosamente ensamblados a mano por un pequeño grupo de maestros técnicos en una instalación construida al efecto en la planta de manufactura de motores de la compañía en Anna, Ohio.

Acura NSX and GT3 Evo

Información proporcionada por Acura México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s