El sistema híbrido de Honda, el primer paso hacia la electrificación vehicular

No hay comentarios

Como quedó establecido hace un par de años, Honda está llevando a cabo una estrategia de electrificación de su gama de productos para reducir la huella de carbono tanto de sus vehículos como de la actividad industrial alrededor del mundo, y alcanzar una movilidad sustentable tanto en las cada vez más grandes y saturadas ciudades, así como reducir la afectación al medio ambiente. El objetivo es que para el 2025, dos terceras partes de los vehículos comercializados en el mundo tengan algún tipo de motorización eléctrica.

Se puede decir que el motor híbrido es el primer paso hacia el vehículo 100% eléctrico y de cero emisiones, ya que aprovecha la infraestructura mundial de distribución de combustible, pero reduciendo drásticamente el consumo del vehículo y sin perder diversión al volante. Otras opciones que existen en algunos lugares para vehículos de nuevas tecnologías son los cargadores eléctricos en diversos puntos, el hidrógeno (todavía muy limitado), gas natural comprimido y el gas licuado. Están ganando terreno poco a poco a la tecnología híbrida, pero hoy en día todavía la más difundida es la híbrida con motores a gasolina y eléctrico, aunque hay la posibilidad de unir un motor con tecnología diésel al eléctrico en algunos mercados.

Existen tres tipos de tecnología híbrida según su funcionamiento:

En serie: el vehículo se impulsa sólo con el motor eléctrico, que obtiene la energía de un generador alimentado por el motor de combustión. Con esta energía se recarga la batería para aumentar la autonomía del vehículo.

En paralelo: en este caso el motor eléctrico actúa aportando más potencia al conjunto del sistema. El motor eléctrico ofrece su potencia en el arranque y en aceleración, cuando el de combustión tiene el mayor consumo. Se trata de un sistema en el que ambos propulsores pueden trabajar de forma simultánea.

Combinada: esta tecnología hace que el motor de combustión pueda propulsar el vehículo y cargar las baterías según las necesidades del sistema. El motor eléctrico funciona solo a bajas velocidades, mientras que, a alta velocidad, ambos motores trabajan en conjunto.

Según si existe la posibilidad de recargar la batería a la red eléctrica, los vehículos híbridos se dividen también entre conectables y no conectables, en este segundo caso la única forma de recargar las baterías es a través del alternador conectado al motor de combustión.

Eficiencia híbrida inteligente, la tecnología de Honda

En su más reciente generación de motorización híbrida, Honda incorpora un sistema que cuenta con tecnología intelligent Multi-Mode Drive (i-MMD) que combina dos motores eléctricos (generador e impulsor) con un motor de gasolina i-VTEC de ciclo Atkinson, una batería de iones de litio y una transmisión fija que proporciona elevados niveles de eficiencia. En México lo conocemos en el nuevo Honda Insight pero también está disponible en los modelos Clarity y Accord sedan híbridos en E.U. y Canadá, así como en la nueva CR-V Hybrid para algunos mercados de Asia y Europa.

La tecnología i-MMD, exclusiva de Honda, cambia de forma inteligente y automática entre  tres modos de propulsión para proporcionar óptimos niveles de conducción: EV Drive (la batería de iones de litio alimenta el motor de propulsión eléctrica directamente); Hybrid Drive (el motor de gasolina suministra energía a un segundo motor-generador eléctrico, que transmite a su vez energía a las ruedas a través del motor de propulsión eléctrico); y Engine Drive (el motor de combustión proporciona la fuerza directamente a las ruedas a través de un mecanismo de bloqueo del embrague). Y todo pasa de forma invisible, ya que el software de control del sistema i-MMD de Honda decide en todo momento cuándo cambiar entre los distintos modos a fin de maximizar la eficiencia, sin necesidad de que el conductor tenga que intervenir.

En la mayoría de las situaciones de conducción en entornos urbanos, el sistema híbrido cambia automáticamente entre el modo Hybrid Drive y el EV Drive para conseguir una eficiencia óptima. En el modo de propulsión híbrida, la energía sobrante del motor de combustión se puede emplear también para recargar la batería mediante el generador. El modo EV Drive permite la propulsión completamente eléctrica, y ofrece una autonomía de conducción sin emisiones de alrededor de 2 km (dependiendo de las condiciones de la conducción y de la carga de la batería). En el modo Engine Drive se brinda la configuración más eficiente en conducción a altas velocidades y en momentos en los que se necesita un extra de potencia.

Texto por Fernando Maqueo, gerente de Comunicación de Honda de México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s